A mí me seduce su dirección artística, el diseño de producción y, por supuesto, Sharon Tate.