VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de películas de culto por letra inicial

Eduardo Manostijeras
Escrito por Barry Lyndon   
Domingo, 14 de Marzo de 2010


Valoración espectadores: 7.97

Valoración de VaDeCine.es: 6.5

CartelTítulo original: Eduardo Manostijeras
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1990 Duración: 98 min.
Dirección: Tim Burton
Guión: Caroline Thompson
Fotografía: Stefan Czapsky
Música: Danny Elfman
Intérpretes: Johnny Depp (Edward), Wynona Ryder (KIm), Diane Wiest (Peg), Anthony Michael Hall (Jim), Kathy Baker (Joyce), Vincent Price (Inventor), Alan Arkin (Bill)

Trailer


Sólo cuando un artista encuentra verdadera libertad nace la obra. En ese instante, lejos de cualquier yugo imperativo, el talento fluye y la magia transgresora, el arte en sí mismo, ve la luz para trastocar y hacer evolucionar todo cuanto está establecido. Y es que ésa es la esencia misma del concepto: romper los automatismos y maniobrar sin temor entre las mentes adormecidas por la rutina y el acomodamiento intelectual. Así, la naturaleza de todo genio implica, sí o sí, el provocar hasta despertar devotas pasiones o, por el contrario, críticas ferozmente encontradas.

Corría el año 1990 y, tras el notable éxito comercial de Batman, Tim Burton tenía en sus manos el futuro. Capaz de autofinanciar el siguiente paso, el director californiano decidió tomar el camino pedregoso. El que todo creador que se precie debe transitar. El sendero del riesgo y la excentricidad. Así, pese a tener la ocasión de consolidarse en los convencionalismos, Burton prefirió producir este moderno cuento de hadas entregado a su propio homenaje y deleite. El verdadero parto de su genuino universo, tan amado como odiado, sujeto a eternos debates, pero definitivamente puro, artístico y genial, por más que no todos comulguemos plenamente con su éste, su proyecto más personal.

Mangadas de la ermita del pueblo para tí

Es por todo ello, por su indiscutible autenticidad y extravagancia, que de Eduardo Manostijeras resulten juicios de valor altamente subjetivos. Es ésa quizá la circunstancia que hace tan especial a esta curiosa revisión de tenebrosos clásicos como Frankenstein y La Bella y la Bestia. Ese particular encanto, inmerso en un diseño de producción francamente admirable, rebosante de subversión en forma y fondo. Un conjunto armónico que, pese a presentar ciertas irregularidades rítmicas y forzadas simplificaciones narrativas, es mostrado en nítido contraste durante un film decididamente situado entre la dualidad y la paradoja. De esta manera, el androide inacabado, Edward, provisto de tijeras a falta de manos, y procedente de un sombrío y gótico castillo que irradia luminoso amor e imaginación, ha sido inútilmente educado para encajar en una mediocre comunidad de tonos pastel incapaz de aceptarle tal cual. Y no radica el rechazo en sus afiladas y amenazadoras extremidades, no, pues éstas muy pronto serán descubiertas como virtud tan provechosa como involuntariamente peligrosa, sino en la inocencia de un ser demasiado puro y amoroso a merced de una sociedad avasalladora, exigente y timorata. La ácida crítica del singular director, quién sabe si a la actitud de todos ante lo distinto, hacia un artista como él mismo, o a la oscura realidad de un mundo muchas veces hostil e hipócrita tras una fachada de color rosa.

Rupert, te necesito!

En definitiva, el joven Burton, apostador antaño, más conformista con los años, firma aquí su película más íntima y arriesgada. Una auténtica pieza de culto incapaz de dejar indiferente. Tierna y trastornada. Cómica y dramática. Extraña y peculiar sin parangón. Tan radicalmente sobrevalorada como injustamente menospreciada. La profunda conexión con tantas y tantas sensibilidades habla por sí misma de su sentimental categoría. Bien es cierto que, personalmente, su intrínseca ternura no me conquistó. Siendo así, entiéndase bien, es complicado apreciar más el delicado discurso. Puede que sea problema mío, no lo sé. Quizá hoy no brilla el Sol en mi pecho de hojalata. No obstante, ligeramente posicionado bajo la bandera de Burton, a varios metros de la frontera y sorteando el fuego cruzado, básicamente aplaudo la entereza de tan original, honrada e insólita propuesta.

Compartir
Comentarios (2)
  • error humano

    A mi me conquistó plenamente. Me parece una maravilla. Echo de menos a este Burton. Icónico, romántico, divertido, arriesgado... y tan decididamente original!

  • Agente Cooper

    Obra Maestra. Icónico personaje, inolvidable dirección artística y espléndido uso del color. Una de mis películas favoritas de siempre.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas