VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de películas de culto por letra inicial

Zombi
Escrito por Dr. Manhattan   
Miércoles, 06 de Mayo de 2009


Valoración espectadores: 6.25

Valoración de VaDeCine.es: 6

Póster de Dawn of the deadTítulo original: Dawn of the dead
Nacionalidad: Italia/EE.UU.
Año: 1978 Duración: 126 min.
Dirección: George A. Romero
Guión: George A. Romero
Fotografía: Michael Gornick
Montaje: George A. Romero/Dario Argento
Intérpretes: David Emge (Stephen), Ken Foree (Peter), Scott H. Reiniger (Roger), Gaylen Ross (Francine), David Crawford (Dr. Foster), David Early (Mr. Berman)

Trailer

 

Las películas de terror más interesantes y que de verdad han marcado un antes y un después en la historia son aquéllas en las que, más allá de sus sustos y vísceras mejor o peor recreadas, esconden en su haber una necesaria lectura metafórica para su correcta comprensión y situación dentro de su contexto particular; la sensación arropada bajo el manto de la intelección. George A. Romero, con su debut en la magnífica La noche de los muertos vivientes, puede decirse que marcó un hito en la historia del género, popularizando todo un subgénero (prácticamente creándolo, por lo directo y fresco de su aportación) que tanto ha dado de sí desde entonces, y dejando patente que la precariedad de medios no era óbice para la realización de una enconada parábola sobre la sociedad de la época, en ese caso la América de finales de los 60, angustiada por el miedo a los demás y en especial a la raza negra. Para ello, convirtió a nuestros semejantes en irracionales zombis, hambrientos de carne humana imprescindible para su supervivencia; más o menos lo mismo que venía a decir cuando mostraba a los humanos luchando contra ellos. El hombre reducido a su versión más primaria.

Tuvieron que pasar diez años para que el director se atreviera a poner de nuevo la palabra “dead” en el título de otro de sus films (con su próxima película, ya acabada y pendiente de estreno, serán ¡seis! los que la contengan, y el hecho de que se titule … of the dead, a secas, da buena cuenta del nivel de apropiación que el director posee respecto a las películas de zombis, o de muertos vivientes comedores de carne, como él prefiere llamar a sus criaturas). En Dawn of the dead, renombrada como Zombi aquí y en otros países -y paro ya sobre la particularidad en las nomenclaturas- el director retoma a sus amigos con algo más de presupuesto, una mayor experiencia y las mismas intenciones artísticas. Sin embargo, y aunque la idea de base de este su entonces nuevo film resultase igualmente interesante, finalmente carecía de la pegada y encanto aterrador de su película fundacional.

Imagen de Dawn of the dead

En esta ocasión nos sitúa en medio de la acción, cuando los muertos vivientes ya campan a sus anchas causando estragos en la sociedad, y no menos revuelo en los medios de comunicación, caóticos e incapaces en su quehacer ante una situación de pánico nacional (primer dardo envenenado de Romero); una coyuntura que se ha escapado de las manos y que es propicia para el descontrol en forma de pillaje y de intervención militar a destajo. De esta anarquía escapan cuatro personajes que acuden a refugiarse en un centro comercial invadido por los zombis; a partir de entonces, la lucha por la supervivencia de igual a igual en un lugar tan peculiar para ello, dará comienzo.

Resulta mordaz la propuesta del director de mostrar a los cuerpos deambulantes, en estado letárgico, arrastrarse por las enormes galerías de escaparates que inundan el escenario, yendo y viniendo sin ton ni son al dictado de la música ambiental, en evidente paralelismo con el ciego consumidor que alimenta a la sociedad capitalista en la que está inmerso. Consigue con ello y con otras situaciones que se inventa a medida que el guión no puede dar más de sí (véase si no, por ejemplo, la burlesca secuencia en la que los rateros que profanan el centro comercial tiran tartas a las azuladas caras de los no muertos), sonsacarnos esa sonrisa sintomática de una cierta simpatía hacia el conjunto, pero, lamentablemente, una exploración en mayor profundidad hará que nos topemos delante de lo insustancial.

Imagen de Dawn of the dead

Torpemente realizada, con un evidente tono de serie B que la aúpa en su gusto por la irreverencia y la dota de un innegable punto de cutrez, Dawn of the dead, a pesar de elevar a su director a la categoría de mito para toda una legión de seguidores, carece de la capacidad de sorpresa, de la fuerza, de la opresiva atmósfera (si es que en verdad posee una) y, en suma, del alcance de miras de The night of the living dead, donde definitivamente, con mucho menos, logró infinitamente más. Aunque quizás su intención no fuera más que la de entretener despreocupadamente, y en eso Romero es un maestro.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas