Listado de clásicos por inicial

Blade Runner
Escrito por Rolo Tomasi   
Viernes, 27 de Febrero de 2009


Valoración espectadores: 8.79

Valoración de VaDeCine.es: 10

Poster de Blade RunnerTítulo original: Blade Runner
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1982 Duración: 117 min.
Dirección: Ridley Scott
Guión: Hampton Fancher y David Peoples (Novela: Philip K. Dick)
Fotografía: Jordan Cronenweth
Música: Vangelis
Intérpretes: Harrison Ford (Rick Deckard), Rutger Hauer (Roy Batty), Sean Young (Rachael), Daryl Hannah (Pris), William Sanderson (J.F. Sebastian), Brion James (Leon Kowalski), Joe Turkel (Dr. Eldon Tyrell), Joanna Cassidy (Zhora)

Trailer


"Recuerdos, ¡estás hablando de recuerdos!
"

Rick Deckard


Noviembre del año 2019. La ingeniería genética se ha desarrollado hasta el punto de hacer posible la construcción de criaturas artificiales, réplicas a imagen y semejanza de su creador, pero que, sin embargo, no son tratadas como iguales, sino como seres inferiores al servicio de los humanos. Visto así, Blade Runner podría haber sucumbido a la tentación de centrarse en los problemas éticos que plantea la posibilidad de jugar a ser Dios pero no, su ambición llega mucho más lejos. La manipulación genética no es más que la excusa elegida para hablar de temas tan interesantes como qué es lo que nos hace realmente humanos, qué nos hace diferentes a cada uno de nosotros, la inevitabilidad de la muerte y nuestra inútil obsesión de luchar contra ella.

Image

Imaginad por un momento que Los Ángeles, la ciudad donde transcurre la historia, es en realidad un Olimpo futurista en el que los dioses no visten túnica ni lucen larga barba blanca, y viven en colosales pirámides metálicas o en destartalados edificios semiabandonados. Durante toda su vida, esos dioses se divierten jugando con sus creaciones, llamadas replicantes, obligándoles a hacer todas aquellas tareas que ellos aborrecen o a satisfacer sus necesidades más primarias. Un buen día, un grupo de esos replicantes decide rebelarse en contra de su destino. ¿Por qué conformarse con una vida sin sentido? ¿Por qué no aspirar a lo mismo que sus creadores? Ahí es donde empieza la historia que se cuenta en Blade Runner. Más cerca de la mitología que de la ciencia-ficción.

Blade Runner es, ante todo, una reivindicación de los recuerdos como el cincel que modela nuestro espíritu. Nuestro bien más preciado son aquellos momentos que nos marcan para siempre. ¿Qué haríamos si algún día nos enteráramos de que nuestros recuerdos no son más que una invención? Como buenos replicantes, buscaríamos al responsable y le pediríamos explicaciones, por supuesto.

Blade Runner en persecución

Ese afán por trascender, por ser recordados, o la necesidad de formar parte de un grupo, es lo que nos hace identificarnos con los villanos de la película. Los replicantes, que empiezan demostrando no tener escrúpulos, dispuestos a cualquier cosa con tal de consumar su venganza, poco a poco se van revelando como seres sensibles, que tan sólo reclaman su derecho a existir. Por encima de todos ellos, destaca Roy Batty, su líder, personaje compuesto de forma magistral por Rutger Hauer. Desde su primera aparición en el taller de ojos ("Si sólo pudieras ver lo que yo veo con tus ojos", le dice Roy al pobre Chew), se convierte en el verdadero protagonista de la función. El neerlandés crea un replicante ambiguo, aunando de forma memorable fuerza y ternura, como queda patente en la persecución final, en la que pasa de acariciar con dulzura el cuerpo inanimado de Pris a atravesar una pared de un puñetazo.

A estas alturas, ya os habréis dado cuenta de que Blade Runner dista mucho de ser una película tradicional y, por tanto, no puede verse como tal. Su ritmo pausado, que se recrea en la extraordinaria belleza de cada imagen; la banda sonora, en la que se mezclan música y efectos sonoros de forma todavía no superada; y el detallismo de su universo, le confieren un efecto hipnótico. La película se la juega a todo o nada, aquél que consiga sumergirse en su propuesta disfrutará de un espectáculo incomparable, y el que no, que insista. En un primer visionado resulta fácil dejarse deslumbrar por su factura visual despreciando el resto, pero una vez que se le coge el gustillo, verla una y otra vez se convertirá en una costumbre, y si es en una tarde de lluvia, mejor.

Compartir
Comentarios (3)
  • barry lyndon

    A mí me llama especialmente la atención la soberbia dirección artística de la obra. Esa ciudad oscura, con luces de neón, elementos orientales,... la lluvia y esa mezcla futurista con toques de cine negro tan personal. Magnífica

  • laheavydeloscojones

    Soy la feli poseedora de la edición de 5 cd´s en caja metálica del 25 aniversario.


    I love it.

  • Roy

    Es un gusto recordar clásicos como éste. Blade Runner es la obra maestra, no sólo a nivel artístico, sino a nivel intelectual. Es una de esas pelis que pueden verse 10 veces y cada visionado gusta más. No tiene desperdicio, y me da la sensación de que mejora con el tiempo.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!
 
Críticas