VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de clásicos por inicial

Seven
Escrito por Dr. Manhattan   
Martes, 03 de Febrero de 2009


Valoración espectadores: 8.29

Valoración de VaDeCine.es: 9

Póster de SevenTítulo original: Se7en
Nacionalidad: EE.UU.
Año: 1995 Duración: 127 minutos
Dirección: David Fincher
Guión: Andrew Kevin Walker
Fotografía: Darius Khondji
Música: Howard Shore
Intérpretes: Brad Pitt (David Mills), Morgan Freeman (William Somerset), Gwyneth Paltrow (Tracy Mills), R. Lee Ermey (Capitán de la policía), Andrew Kevin Walker (hombre muerto), Kevin Spacey (John Doe)

Página web
Trailer


El género policiaco, sometido a estudio. Seven propulsó a su director, David Fincher, como un nombre a tener en cuenta en el mundo del cine, siendo ésta la primera gran película (probablemente la mejor) de su todavía corta carrera. Dotada de una estética sucia y agobiante, repleta de crudeza criminal, supuso una revisión moderna del género, y su estilo aún hoy permanece visible en muchas cintas actuales. Su profunda huella es palpable.

El veterano policía William Somerset está a punto de retirarse de una vida apegada al crimen. Sin embargo, el comienzo de una serie de brutales y misteriosos asesinatos le harán imposible el abandono definitivo, inseparable de su paciente y eficaz labor. Unas maneras muy distintas de las que se sirve el que pretender ser su sustituto, David Mills, joven e impulsivo inspector que representa la inmediatez en la resolución de los conflictos, sin que apenas medie la razón, primando el prejuicio. Se establecerá así un marcado contraste de caracteres muy presente en el film, que ayudará a dar vida a una sana relación de aprendizaje mutuo (no ya en la actividad de investigación, sino en la vida misma), en la que la esposa de Mills tendrá un papel clave, como nexo de unión central.

Imagen de Seven

El otro personaje imprescindible es John Doe, uno de los mejores cerebros criminales de la historia del cine. Fincher nos guía por su oscura mente a través de una serie de estampas del horror cercanas al gore, grotescas fotografías de la perturbación de una psique movida por lo insano, atrapada en su particular código de lo moral. Su perversa figura recuerda a la de Hannibal Lecter, por cuanto ambas representan la fatalidad del mal puro reencarnado; alegorías de la perversión de la inteligencia humana.

Cada crimen por él cometido quiere plantear un dilema moral sobre el pecado capital en cuestión, sin alardes, sin innecesarias explicaciones; sólo al final descubriremos la implicación real del “juego”, cuando éste repercuta inexorablemente en una mente débil incapaz de asumir tal condición, que sólo puede responder desde el bajo instinto. Los aires de tragedia resoplan en el escenario del vacío de la humanidad.

Y si no fuera por su acentuado estilo de la descomposición, en un malsano ejercicio de recreación fotográfica oscura y pesada; de su incesante lluvia, creadora de una atmósfera angustiosa y agotadora; de su estética de la mugre, en definitiva, que no pudiera crearnos esa sensación de agobio e intranquilizadora atracción que nos causa el visionado de esta pieza indispensable del cine clásico moderno.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas