VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de clásicos por inicial

Lolita
Escrito por Inmafun   
Miércoles, 14 de Enero de 2009


Valoración espectadores: 8.17

Valoración de VaDeCine.es: 8.0

ImageTítulo original: Lolita
Nacionalidad: Reino Unido
Año: 1962 Duración: 152 min.
Dirección: Stanley Kubrick
Guión: Vladimir Nabokov
Fotografía: Oswald Morris
Música: Nelson Riddle
Intérpretes: James Mason (Humbert Humbert), Sue Lyon (Lolita), Shelley Winters (Charlotte), Peter Sellers (Quilty)
Trailer


Fue en el 62 cuando Kubrick decidió embarcarse en la adaptación cinematográfica de Lolita, novela de Vladimir Nabokov que vio la luz en el 54 y que había vendido más de 14 millones de ejemplares en todo el mundo. Siendo la pedofilia el tema central de la obra literaria del controvertido novelista, no es de extrañar que el realizador tuviera que hacer de la película todo un ejercicio de sutileza, insinuación y simbolismo para burlar las crueles garras de la censura.

El propio Nabokov fue el encargado de concebir el guión originario que, de no haber sido modificado, se extendería a un interminable metraje de ocho horas. Muchos fueron los cambios que se realizaron a posteriori, ya que la inviabilidad del mismo era obvia. Igualmente y dada la temática, tampoco contaría con el beneplácito de los censores de la época, de modo que los dos genios trabajaron codo con codo para limar los aspectos más explícitos en todo un ejercicio de perspicacia, eludiendo finalmente las intromisiones externas de manera satisfactoria.

Image

El film en sí comienza de manera devastadora. Humbert (James Mason) se adentra en una gran mansión anárquica y decrépita con un objetivo marcado de antemano: dar muerte al causante de su desdicha. No tarda la situación en tornarse grotesca cuando aparece en escena Quilty (Peter Sellers) que, cual bufón enloquecido, tensa la carga dramática hasta romperla en mil pedazos. 

Tras empezar perspicazmente la casa por el tejado, Kubrick nos transporta al desencadenante del  trágico suceso, cuatro años atrás. Humbert Humbert es un atractivo profesor de literatura francesa que se desplaza a Beardsley en busca de alojamiento. Así conocerá a la neurótica Charlotte Haze (Shelley Winters), propietaria de una coqueta mansión residencial en cuyas dependencias se alojará durante el verano. El factor decisivo para él no serán las pronunciadas curvas de Charlotte, ni las cómodas instalaciones del hogar, ni tan si quiera el buen precio del trato. Será la contemplación de Lolita, la hija de 14 años de la rentista, que tendida al sol con actitud vehemente, provocará en Humbert una obsesión patológica que le sumirá en una profunda crisis personal y moral.

Image

La definición y calado de cada uno de los personajes darían pie a un completo estudio psicológico acerca de las más bajas pasiones humanas. La exacerbada madurez sexual de Lolita encuentra contrapunto en su inmadurez emocional, convirtiendo el retrato de una niña en un reflejo sensualmente pueril  que manipula la psicología de los personajes y arrastra al  espectador en sus caprichosos y hedonísticos deseos. Humbert no tarda en caer preso del hipnótico encanto de la joven “nínfula” accediendo, cual marioneta, a los deseos de la joven en busca de cualquier contacto físico que aplaque un ardor carnal que se identifica más con el deseo juvenil platónico que con una sexualidad adulta y experimentada. Charlotte Haze, de carácter inestable y superficial, será víctima de la retorcida egolatría de su hija, ante la cual sucumbe de manera inevitable. Peter Sellers, por su parte, aportará magistralmente su  grano de arena al desconcierto general en sus diferentes apariciones, contribuyendo de manera crucial en el devenir de los protagonistas.

Kubrick se salió con la suya. Logró rodar una obra polémica cargada de sensualidad, ironía y simbolismo,  haciendo de este maravilloso drama psicológico todo un icono que, irremediablemente, se ha asentado con firmeza en nuestra memoria. Tómese como  paradigma indiscutible la escena en que la joven Lolita baila un aro mientras cuenta con indiferencia: “thirty one, thirty two, thirty three…”

Image

 

 

Compartir
Comentarios (4)
  • Inmafun

    Por cierto, hay un momento magnífico en la peli, no sé si lo recordareis en el que Charlotte y Humbert están jugando al ajedrez y ella dice algo así como "Vas a comerte a mi reina" a lo que él responde "Eso pretendo". Toda una declaración de intenciones!!!!

  • Lylanda

    Al leer esta excelente crítica sobre Lolita de Kubrick, pienso que es inevitable compararla con la versión contemporánea protagonizada por Jeremy Irons... ¿qué opinión te merece ésta?

  • agente cooper

    Con escenas como el prólogo, la del "juego" en la cama supletoria, la del hoola-hop o la del ajedrez, uno perdona el excesivo metraje de la peli. Por cierto, James Mason es Dios.

  • agente cooper

    Y el campamento de verano donde mandan a Lolita se llama Camp Climax... Este Kubrick es que era un cachondo!

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas