Soberbia. No me extraña que la industria del alcohol quisiera boicotearla; se te quitan las ganas de beber absolutamente.