VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de clásicos por inicial

Perdición
Escrito por Error Humano   
Martes, 31 de Mayo de 2011


Valoración espectadores: 8.75

Valoración de VaDeCine.es: 8,5

Perdición (Billy Wilder, 1944)Título original: Double Idemnity
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1944 Duración: 106 min.
Dirección: Billy Wilder
Guión: Raymond Chandler, Billy Wilder (Novela: James M. Cain)
Fotografía: John F. Seitz
Música: Miklós Rózsa
Intérpretes: Fred MacMurray (Walter), Barbara Stanwyck (Phyllis), Edward G. Robinson (Barton Keyes)


Trailer


Perdición es básicamente un juego de desdoble; un auténtico contrapunto. No sólo opuesto en cuanto a la temática habitual de su director se refiere -un Billy Wilder sacrosanto en aquello de la comedia- sino también en tanto a sus actores y los propios personajes. Sólo así se explica que el gran Edward G. Robinson -usual villano- sea aquí el detective con corazón, que la manipulación pueda provenir de la debilidad de Bárbara Stanwyck o que el cómico Fred McMurray estremezca a cada cambio de semblante.

En cualquier caso, en la genialidad de Wilder siempre tuvieron cabida ambos polos de la tragicomedia, calibrando uno y otro a su antojo: magistral, desigualmente; llegando en obras como esta Perdición a virar el centro de gravedad en medio de la narración, pasando de los gracejos conquistadores del galán de screwball comedy hasta la oscuridad misma del alma humana, donde la ambición pervierte al individuo.

Las corazonadas (estomagadas) de Edward G. Robinson. Inolvidables.

Montada circularmente a través del flashback de una confesión –recurso wilderiano heredado del Ciudadano Kane de Welles-, el espectador sabrá desde el primer minuto el destino que acecha al vendedor de seguros enmarañado en las clausulas de doble indemnización, triángulo amoroso y nula moralidad. Una plena consciencia que, lejos de neutralizar el interés en la trama, aviva el fuego de la curiosidad por el cómo y el porqué, tal es la maestría de Wilder en la elaboración de esto llamado cine.

Abrazado aquí sublime y eventualmente al noir, Wilder nunca necesitó adherirse a un género para hacer valer su sello, el de un moralista de humor cáustico y seco, por más amable que pudiera parecer en multitud de ocasiones. Y es que tras el arranque desenfadado de Perdición, el magnífico y eficaz paso de los minutos atrae la angustia por ser descubierto del perseguido a la par que despeja un poderoso sentimiento de cínico desengaño, el que el propio director parecía encontrar tras todos sus relatos: cuentos de aparente buena intención o melodramas al uso, poco importa; pues siempre, aunque sea por un instante, sus filmes se desenmascaran para mostrar la sordidez de la pérdida ideológica y social, presentada, en esta ocasión, como corrupción proveniente del propio sistema: el agente de seguros que intenta defraudar a la compañía o quién vigila al vigilante. Una falta de principios desagradablemente pesimista y dañina.

¡Booh! Vigila tus espaldas, McMurray


Compartir
Comentarios (2)
  • barry lyndon

    Qué clase narrando. Lo mejor: esa tensión y angustia por no ser descubierto.

  • barry lyndon

    por cierto...Berta Collado??? un poco sí, eh?

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas