VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de clásicos por inicial

Testigo de cargo
Escrito por Inmafun   
Lunes, 18 de Abril de 2011


Valoración espectadores: 9.00

Valoración de VaDeCine.es: 9.0

Testigo de crago (Billy Wilder, 1957)Título original: Witness for the Prosecution
Nacionalidad: Estados Unidos
Año: 1957 Duración: 114min.
Dirección: Billy Wilder
Guión: Billy Wilder, Harry Kurnitz (Teatro: Agatha Christie)
Fotografía: Russell Harlan (B&W)
Música: Matty Malneck
Intérpretes: Tyrone Power (Leonard Vole), Marlene Dietrich (Christine), Charles Laughton (Sir wilfrid), Elsa Lanchester (Miss Plimsoll)


Trailer

Basada en un relato corto adaptado al teatro por Agatha Christie, Testigo de cargo consiguió llamar la atención de Wilder de manera tan pronunciada que el genial director decidió aventurarse en su propia versión cinematográfica. Fiel a la concepción original aunque, no obstante, receptáculo del sello Wilder más enérgico y sardónico, la cinta, estrenada allá por el 57, alcanza unas cotas de agudeza e ingenio inigualables, transformando así un ejercicio fílmico basado en un asesinato no resuelto en un escaparate conductual en el que las apariencias son un espejo falaz tras el que el ser humano se esconde.

El director presenta a los personajes con gran descaro, atribuyendo con contundencia a los mismos sus rasgos más característicos, sin miramientos ni concesiones, a bocajarro. Un rotundo e histriónico Charles Laughton nos conducirá a travésde la trama, abogado devoto que se niega a cesar en su carrera pese a su delicada salud. Tyrone Powers, presentado como un secundario que en realidad se erige merecido coprotagonista, devora cada plano con su indecoroso pundonor y su codiciosa galantería. El triángulo lo cierra una Marlene Dietrich que presenta un doble registro. Por un lado el de mujer déspota, arpía a la que mueve la ambición y el instinto de supervivencia, de otro, el de mujer desvalida, cegada por un amor al que rinde idolatría y devoción absoluta, por encima de su propia persona. Los tres personajes, junto al de la abnegada enfermera, conforman un reparto ideal en el que la complicidad entre los mismos hace resplandecer unas actuaciones memorables que refieren roles inmortales, tan genialmente estereotipados que se elevan a la categoría de mito.

Por la raja de tu falda...

Testigo de cargo es una película que hace gala de grandes actores y de grandes actuaciones pero, sin duda alguna, la dirección supera incluso la categoría de las estrellas que aparecen en la obra. Los planos, casi tan inteligentes como los propios diálogos, se suceden con agilidad y lucidez, evocando y guiando al espectador por una trama que se retuerce sobre sí misma para dejarnos en los labios el sabor de un final sorpresivo, en el que todo asomo de concordancia se ve desbaratado, destruyendo hipótesis y conjeturas hiladas durante el desarrollo de la trama. 

La cinta propone el triunfo de la astucia y el engaño sobre la nobleza del fervoroso abogado, que inmolando su salud, decide seguir luchando en pos de una justicia hecha de parches y remiendos en la que el abogado, traicionado por su propio cliente, se torna un reflejo de la constante decepción humana. Personajes, trama y gags armonizan en un conjunto que nos brinda un collage completamente unificado en una de las joyas más exquisitas de la filmografía de Wilder y del cine de los 50.

alt



Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas