VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de clásicos por inicial

Los Siete Samuráis
Escrito por Barry Lyndon   
Miércoles, 18 de Agosto de 2010


Valoración espectadores: 9.82

Valoración de VaDeCine.es: 10

Los Siete Samuráis (Akira Kurosawa, 1954) Título original: Shichinin no samurai
Nacionalidad: Japón
Año: 1954 Duración: 205 min.
Dirección: Akira Kurosawa
Guión: Akira Kurosawa, Shinobu Hashimoto, Hideo Ogumi
Fotografía: Asakazu Nakai
Música: Fumio Hayasaka
Intérpretes: Takashi Shimura (Kambei), Toshiro Mifune (Kikuchiyo), Isao Kimura (Katsushiro), Bokuzen Hidari (Yohei)


Trailer

Verdaderamente monumental, reconozco sentirme abrumado frente a este colosal drama épico. Y es que resulta difícil explorar someramente un trabajo tan complejo y completo como Los Siete Samuráis. Un apabullante derroche de talento, tanto en el plano técnico como narrativo, donde su elaborado espectáculo, trepidante acción, humor y tragedia logran conjugarse con pasmosa destreza y elegante plasticidad en pantalla. Todo un compendio de agudeza e innovación fílmica que, rompiendo con el tradicional formalismo del cine japonés, viene a constituir una de la muchas cumbres de un genio, Akira Kurosawa, ya afincado en las alturas de por sí.

Los Siete Samuráis

Pero intentemos diseccionar la gesta artística. Viajemos al Japón del siglo XVI, no sin antes repasar la Historia. Porque, previo a entrar en cualquier consideración, hemos de percibir el marco establecido para degustar la sutil esencia de esta obra maestra. Así, pronto conocemos un país en fase de desarrollo donde los legendarios samuráis comienzan a ser un anacronismo. Desfasados guerreros que, a ojos de una nueva casta campesina y propietaria, son considerados arrogantes y peligrosos, ya sin señor feudal ni claro quehacer, siendo la extinción el siguiente paso. Sin embargo, y muy a su pesar, estos agricultores darán la ocasión de rememorar la antigüa heroicidad samurái. De esta manera, una pequeña aldea, totalmente desesperada ante los bandidos, decide contratar los servicios de mercenarios errantes pagando alojamiento y comida. Escasa recompensa, aceptada en cualquier caso, que excusará la verdadera motivación de estos valientes: resucitar el idealista código del Bushido, el camino del guerrero, en busca de la autoafirmación de una clase social agonizante.

La expresividad de Mifune

Decididamente absorbente, pese al abultado metraje es ésta una aventura para saborear desde diversos puntos de vista. Por un lado, y creando empatía con el dolor campesino, la función arranca con un sufrimiento capaz de apiadar al público de igual forma que al primer samurái reclutado, el líder y estratega Kambei Shimada (Takashi Shimura), encarnación del héroe desinteresado frente a la injusticia padecida por los más débiles. Sin embargo, y completando el esmerado conjunto, el film no tarda en añadir matices a un argumento deliciosamente poliédrico sobre la condición humana. Así, aun en forzada fraternidad, samuráis y aldeanos recelan mutuamente hasta encontrar un personaje nexo, Kikuchiyo (soberbio Toshiro Mifune), humilde hijo de campesinos y ardiente aspirante a guerrero que comparte y lima los resentimientos de unos y otros hasta fraguar una alianza simbolizada en la bandera izada para la batalla. Una contienda que finalmente confirma, pese al aparente triunfo bélico, la verdadera derrota de unos vetustos caballeros destinados a una lenta y traumática desaparición.

Engalanada con la eficaz banda sonora de Fumio Hayasaka, además de su exquisita fotografía en blanco y negro, el acabado de la cinta resulta sublime. El hábil uso de los encuadres, sus potentes secuencias de exteriores, las inteligentes soluciones adoptadas, así como el acertado recurso de la cámara lenta o el frenético ritmo exhibido en combate, conforman un trabajo de extraordinaria pulcritud y expresividad. Todo ello, al perfecto servicio de su firme pulso narrativo, completa un largometraje absolutamente imprescindible y fascinante. En definitiva, una maravillosa joya del cine, prodigiosa y portentosa, que establece una cita ineludible para cualquier aficionado.



Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas