VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     

Listado de clásicos por inicial

Los Cuatrocientos Golpes
Escrito por Error Humano   
Viernes, 11 de Julio de 2008


Valoración espectadores: 8.77

Valoración de VaDeCine.es: 8,8

ImageTítulo original: Les quatre cents coups
Nacionalidad: Francia
Año: 1959 Duración: 94 min.
Dirección: François Truffaut
Guión: François Truffaut, Marcel Moussy
Fotografía: Henri Decae
Música: Jean Constantin
Intérpretes: Jean-Pierre Léaud (Antoine Doinel), Claire Maurier (Gilberte Doinel), Albert Rémy (Julien Doinel), Guy Decomble (el profesor), Patrick Auffay (René), Georges Flamant (Mr. Bigey)
Trailer


París, años 50. Antoine Doinel tiene doce años, demasiado joven para asimilar las tensiones familiares de un matrimonio sin amor. Se siente indeseado y la escuela no es más que otra fuente de problemas para el chico; a su falta de atención se une la severidad de los maestros de la época. Mal panorama para el tránsito hacia una adolescencia que no hace más que acrecentar su sentimiento de incomprensión mientras encaja los golpes que la vida le propina. Únicamente desea escapar, hacerse un hombre y cumplir un sueño: ver el mar.

Image
La chispa adecuada.

Primer largometraje de François Truffaut y, junto a Hiroshima Mon Amour (Alain Resnais, 1959), precursor de la "nueva ola" de autores franceses que cambiaron las estructuras formales y narrativas del cine galo, aspirando a la libertad de expresión y técnica en la producción cinematográfica. En este grupo se encuadraron guionistas como Eric Rohmer, Claude Chabrol, Jean-Luc Godard, o los citados Truffaut y Resnais, quienes decidieron dar el salto a la dirección con pocos medios pero gran ímpetu, conformando lo que la revista Cahiers du Cinema fundada por André Bazin (a quien Truffaut dedicó ésta su opera prima) definió con el mítico nombre de "Nouvelle Vague".

Este movimiento cinematográfico reivindicará la autoría del director por encima de actores, productores o cualquier otra intromisión, primando el cine de autor, el caméra-stylo: "Si el escritor escribe con una pluma o un bolígrafo, el director escribe con la cámara". Asimismo proclamaban el cine como arte, sin pretensiones comerciales, fomentando el realismo y el humanismo en su obra con mayor uso de localizaciones exteriores, lo que aportaba frescura y ayudó a crear la imagen que tenemos de París en particular y de Francia y su idiosincrasia en general, pues es innegable la capacidad del cine para generar recuerdos e iconos, o incluso, como en este caso, anticipar revoluciones sociales y culturales.

Sirva esta pequeña descripción de esta corriente cinematográfica para encuadrar Los Cuatrocientos Golpes y ensalzar sus múltiples virtudes. Así, partiendo de un relato sencillo costumbrista, con ingeniosa narrativa y acertado ritmo, el film nos muestra el tránsito hacia la adolescencia, los sueños, la importancia de la amistad, la educación y la familia: la vida, en resumen. Las andanzas y pillerías del protagonista y su compinche remiten, salvando las distancias geográficas, sociales y estilísticas, a las de los curiosos infantes de la novela El Camino de Miguel Delibes; en el fondo, las de una generación de muchachos que a muchos nos recuerdan viejas historias de la niñez de abuelos, padres o propia. Un mérito enorme, sin duda.

Image
Adolescencia entre rejas.

La sutileza de esta aventura vital y cotidiana donde nada sobra y nada falta es sublime, eludiendo el que posteriormente se convertiría en mal endémico de la Nouvelle Vague: la dictadura formal, en la que el afán estilístico afecta negativamente al contenido de la obra. Otra de las múltiples formas de malograr una película.

Truffaut firmó un verdadero manual de creación para ópera prima, consiguiendo a través de la poesía indirecta, real, sin metáforas ni sentimentalismos, reflejar de manera bella y sincera un período de nuestra existencia que acabará marcando el hombre que seremos. Sin duda, una de las obras imprescindibles en la historia del cine, pues fue una de esas cintas que inició el divergente camino que alejaría al cine europeo del estilo clásico de Hollywood para nunca más reunirlos.


Compartir
Comentarios (2)
  • agente cooper

    Yo veo mucho en Los 400 Golpes de El Ladrón de Bicicletas y por ende del neorrealimo italiano (la gran ciudad como escenario gratuito a explotar, el protagonismo de la próxima generación). Del mismo modo en que veo mucho de Los 400 Golpes en La Soledad del Corredor de Fondo. Todas ellas me parecen obras maestras del cine europeo de la posguerra.

  • error humano

    Sí, sin duda esa línea es perfectamente trazable.
    Muchas otras películas intentaron o han intentando seguirla, pero la sutileza como sello no es tan alcanzable como parece.
    Agente, veo que le sigue la pista a la Nouvelle. Sacará provecho de ello.

    Un saludo.

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook
Críticas