VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Crónica de Sitges 2013. Martes 15.
Escrito por Dr. Manhattan   
Miércoles, 16 de Octubre de 2013


Valoración espectadores: 0

Y AL CUARTO DÍA, DIOS PERDONÓ A NICOLAS REFN (Y A BRUNO FORZANI) POR LA OSADA BRILLANTEZ DE SU CREACIÓN


Hoy voy a hablaros de cómo funciona la prensa en el festival. Su organización ha tenido a bien incorporar la novedad de separarla en dos categorías: prensa “A” y prensa “B”, donde los primeros tienen mayor privilegio en las reservas de entradas frente a los segundos, lo que en la práctica se traduce en que pueden acceder a la película que quieran aun sin estar el pase calificado como PPO (que indica pase abierto a prensa, que no necesita reserva). VaDeCine.es ha sido catalogada como prensa B, por lo que debemos buscarnos la vida cada mañana y ejercitar la rapidez de nuestro dedo sobre el ratón para poder reservar nuestras tres entradas (máximo para cada día), teniendo en cuenta el cupo máximo de 20 de que disponemos para todo el festival.

La Mia Farrow catalana, jugando con el carrito que lleva al diablo

Como son unos 750 medios los acreditados (según la propia gente de prensa), podéis imaginar el tiempo que tardan en agotarse algunas entradas... Transcurridos menos de dos segundo desde las 7.00 de la mañana (hora en que se abren las reservas para los pases del día siguiente) ya figuran varias como no disponibles, por lo que si no ejercitaste lo suficiente la rapidez de tu dedo te verás obligado a replanificar tu día entero, además de tener que decidir, en ese momento, qué alternativa escoger para los pases con reserva. Oficialmente dicen que realizan esta separación por motivos de audiencia de los medios y con el objetivo de “dar respuesta a las necesidades y adaptarse a las posibilidades económicas actuales”. Personalmente me inclino a pensar en la siguiente idea: cuantos más medios B no puedan reservar una determinada entrada (algunas de las películas son pase único), si quieren verla, que pasen por caja, paguen los 9 euros y eso que ganamos. Esto no es ninguna suposición maquiavélica sino la triste realidad del festival, y existe un cabreo bastante generalizado sobre el tema entre los compañeros (y con razón). Y ahora, vamos con las películas que pudimos ver ayer, que es lo que más importará a algunos:


  • Only God Forgives (Nicolas Winding Refn). Máxima expectación ante lo nuevo del director de Drive. Y a medida que se suceden los planos, servidor no da crédito. Nos encontramos ante una obra eminentemente plástica, de auténtico virtuosismo en su forma, donde cada toma está pensada como si de un hit independiente se tratara. Una fotografía repleta de cromatismo, acompañada de una iluminación milagrosa, conforman un magnífico espectáculo para los sentidos. Detrás, una historia de venganza, simple pero efectiva, que únicamente sirve como motor de explosión para nuestro deleite con la imagen, como ha ocurrido con tantas otras historias en la historia del cine. Mafia, soberbia, corrupción, abuso, defensa familiar, atracción truncada, condena, violencia extrema e imposibilidad de redención se reúnen en Only God Forgives, esa obra maestra de nuestro tiempo (pese al increíble estatismo de Ryan Gosling, de nuevo inquietante, suficiente en su figura).


  • Patrick (Mark Hartley). Remake de la cinta de 1978 dirigida por Richard Franklin, este nuevo Patrick es poco menos que absurdo. Histriónicamente dirigida (con la temible explosión final incluída), aglutina los peores tics del cine de terror: sustos por subida de volumen en la banda sonora, apariciones al fondo del encuadre, amenazas de seres que no son tal... Pero lo peor viene desde su guión, un auténtico despropósito: en esta mansión donde se cuida a enfermos terminales los personajes desaparecen y aparecen caprichosamente, y ni siquiera los elementos de puro fantástico se sostienen (véase si no la telequinesis de la que hace gala el protagonista, Patrick, capaz de mover no sólo objetos sino también de controlar el cuerpo y la mente del resto de personajes, ¡toma ya!). Así, el asunto termina en un “todo vale” donde el miedo, que en realidad nunca lo hubo, da paso a la incredulidad... o a la risa. Rivaliza de tú a tú con The jungle para alzarse con el premio a peor película del festival.


  • Borgman (Alex Van Warmerdam). Este realizador holandés (que el lunes recibía el premio Máquina del Tiempo en el Auditori) nos trae una película curiosa a la par que enrevesada. Inundada de un profundo misterio donde el espectador no sábe realmente lo que esperar, seguimos el comportamiento de una familia pudiente que, primero, rechaza violentamente a un aparente sin techo, para después acogerle en su seno casi sin darse cuenta -aunque siempre bajo la complicidad de la madre de la familia, que siente una indudable atracción por aquél-. Esta suerte de insospechada intromisión y la manera en que el guión lo introduce de manera natural en el relato es el gran poder de una cinta que, sin embargo, acaba distrayendo por un cúmulo de personajes que en realidad no precisaban estar para terminar de observarse esta reposada venganza de los perdedores contra los triunfadores. Se me viene a la cabeza irremediablemente otra cinta europea reciente como Canino, por el suave formalismo de los planos que enriquecen el contundente factor psicológico que subyace tras la historia.

Bruno Forzani, en el medio, presentando su película

  • L’étrange couleur des larmes de ton corps (Hélène Cattet, Bruno Fozani). L’étrange couleur des larmes de ton corps es un asesinato. L’étrange couleur des larmes de ton corps es una investigación. L’étrange couleur des larmes de ton corps son cuchillos afilados que rasgan la carne en un doloroso primer plano. L’étrange couleur des larmes de ton corps es la inundación del sonido de la muerte. L’étrange couleur des larmes de ton corps son seductores sintetizadores que marcan el compás de las fascinantes imágenes que se suceden. L’étrange couleur des larmes de ton corps es sexo violentado. L’étrange couleur des larmes de ton corps es deleite estético y culminación estilística. L’étrange couleur des larmes de ton corps es vigoroso cromatismo. L’étrange couleur des larmes de ton corps es el montaje de la hipnosis. L’étrange couleur des larmes de ton corps es fascinante repeticición hiperbólica. L’étrange couleur des larmes de ton corps es gloriosa experimentación. L’étrange couleur des larmes de ton corps es el género giallo del siglo XXI.


  • Enemy (Denis Villeneuve). El director canadiense de la genial Incendies, Denis Villeneuve, presenta este año dos películas: Prisioneros (ahora mismo en cartel) y esta Enemy, que adapta la novela El hombre duplicado de José Saramago, y que hemos visto primero en Sitges. Aborda el manido tema del Doppelgänger a través del encuentro del personaje interpretado por Jake Gyllenhaal, profesor de literatura, con otro personaje idéntico a él (actor de profesión). Con un constante punteo musical que puede llegar a resultar harto cansino, la trama se mantiene en una plana línea de suspensión que no termina por llegar a ninguna parte y que juega a confundir al espectador, haciéndole perder todo interés por el personaje principal. Añadámosle arañas de diferente escala y obtendremos un cóctel tan pretencioso como vacío, aunque de atractiva visualización amarillenta.


  • For those in peril (Paul Wright). Y terminamos el día en el recinto El prado -cuya particular y encantadora idiosincrasia ya conoceréis aquellos que estéis siguiendo estas crónicas-, primero, con el cortometraje La resurrection des natures mortes, un milagroso cortometraje de Bertrand Mandico que entra en competición en Nuevas Visiones - Pequeño Formato, y que esperemos, su encantadora mezcolanza de naturaleza cruda y mágica resurrección a través de un objetivo fotográfico, logre captar la atención del jurado y acapare algún premio. A continuación, el largometraje For those in peril, a la postre revelado como mucho menos interesante que el anterior. Una drama que versa sobre el único superviviente de un naufragio de marineros en un pequeño pueblo, que se deja en alguna parte el análisis de semejante trauma y que únicamente acierta a devanear alrededor de diálogos aburridos. La magia solo aparece al final, en el último plano, cuando en efecto ya es demasiado tarde y cualquier conato simbólico ha perdido su validez.

Presentación de Enemy

Otro día repleto de películas. Mañana os hablaré de política. No me gustaría; no es el contexto adecuado ni resulta agradable, pero aquí las cosas funcionan de distinta manera, y eso nos afecta a todos. Queramos o no.


Compartir
Comentarios (3)
  • bastardo asesino  - Te voy a matar

    Cómo puedes decir eso de the Strange colours...voy a hacer un giallo contigo para que veas lo que es eso de verdad.

  • Elvira  - Enhorabuena por las crónicas y gracias por mantene

    Yo sólo estuve 4 días en el festival, en los que vi 16 películas, y sin duda la que mas me gustó fue "Only God forgives".
    Enhorabuena por tus crónicas, a mi me sirven de referencia y además me parece admirable el gran esfuerzo que supone escribir día tras día teniendo en cuenta que no hay un momento de descanso.

  • Dr. Manhattan

    Muchísimas gracias Elvira por tu apoyo. Coincido contigo en que esa película fue de lo mejor hasta el momento. Y ya sabes: si has disfrutado y te has quedado con ganas, ¡el año que viene te quedas todo el festival!

    Y señor bastardo: menos lobos y más giallos como L'etrange couleur... Eso es lo que haría falta en este mundo para que fuera algo mejor (cinematográficamente hablando, lo otro es imposible).

    Saludos!

¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook