VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Sitges 2011. Crónica 2
Lunes, 17 de Octubre de 2011


Valoración espectadores: 0

Por Alba Cantón. (Colaboración)

Gente disfrutando en la playa de Sitges

Sábado por la tarde en Sitges. Calor, pero visitantes muy animados por las calles. La playa llena. También los paseos que suben y bajan el pueblo. Y sobre todo el camino de peregrinación hasta el Meliá. Sitges es pequeño pero sus calles enrevesadas y cuestas serpenteantes hacen de cada subida al Meliá todo un acto de homenaje al cine. Una especie de via crucis del terror.

Primera película del día, quinta del festival, Attack the Block , que ha resultado ser la gran ganadora de esta edición del festival. Ya lo intuíamos a pesar de que fue la única película de la sección oficial que finalmente vimos, pero es que es muy buena. Tal como adelantó el director del film Joe Cornish su película es una mezcla de 8 Millas (Curtis Hanson, 2002) y Super 8 (J.J. Abrams, 2011), la cual también podría denominarse, Super 8 Millas. Y así fue, en los suburbios de Londres un grupo de chavales a los que les gusta el hip hop, los monopatines y la vida en la calle se enfrenta a una invasión de extraterrestres con dientes de neón y aspecto de mono-lobo peludo. Se ha llevado el premio de la crítica, el premio del público, premio especial del jurado de la Sección Oficial y el premio a la mejor banda sonora original.

Super divertida, ácida y realmente un homenaje a las películas de aventuras y acción de la adolescencia como Los Goonies (Richard Donner, 1985). Y no ese pseudo intento de Super 8. La disfrutamos muchísimo  y es lo que importa. Después, la votación del público, el casillero de los 5 (nota más alta) era el más solicitado.

Attack the Block, de Joe Cornish

Corriendo salimos hacia los cines Prado pues en poco menos de media hora proyectaban Leashed de Marco Weber. Adquirimos los mejores sitios de la sala, -la experiencia nos hace entrar las primeras a todos sitios- el palco de las butacas de abajo, justo enfrente de la pantalla y con posapiés. Y lo mejor de este pase, que el director, emocionado por poder estrenar su película en Sitges nos hizo una foto con la misma cámara con la que se rodó, la 5D.

La historia, la típica tantas veces vista en Sitges el año pasado, de adolescentes problemáticos que toman drogas para evadirse y juegan entre la barrera de la vida y la muerte. A momentos puede ser interesante, pero al final se hace demasiado larga y la protagonista, la rebelde y oscura Chloe, un empacho.

Martes por la mañana se proyectó la mejor y la peor película de la carrera de dos grandes directores: Lars Von Trier y Francis Ford Coppola. La primera, Melancholia , es un bombazo de emociones. Además, fue bueno tener un vídeo del propio director (que pocos días antes había anunciado que jamás volvería a responder  a una entrevista), en el que decía que estaba muy contento de poder presentarla en Sitges. Película dividida en tres partes, como las obras clásicas, introducción, primera y segunda parte. Nos encontramos con un avance de lo que será la obra a través de unos planos ralentizados que parecen pinturas en movimiento. No podía parar de preguntarme, ¿cómo habrán rodado eso? La música explota, sube y baja a lo largo de las dos horas de metraje. La banda sonora es sin duda uno de los platos fuertes de la película. La primera parte narra la historia de Justine, interpretado por una magnífica Kirsten Dunst (que obtuvo el Premio a Mejor Actriz en Cannes 2011 por esta película) y el mar de emociones en la que intenta sobrevivir durante el día de su boda. Una boda que se llevará a cabo en una villa alejada propiedad de su hermana Claire (Charlotte Gainsbourg) y su marido (el que será protagonista de la segunda parte del metraje). Melancholia es una oda de Trier al ser humano y a la Tierra, aunque lo que se esté acercando sea el fin del mundo. Con la historia de Justine, la interpretación y los sutiles detalles que envuelven al personaje, nos metemos de lleno en la vida de una persona extremadamente sensible a su entorno que la hace sentirse infeliz ante todo. Incluso en el propio día de su boda. Todo parece perfecto y ella se esfuerza por ser feliz, realmente lo intenta, pero no lo consigue. Es así como Lars Von Trier nos va invitando a entrar en su mundo, en el de Melancholia, mientras el planeta del mismo nombre se va acercando a la Tierra...

Nacho Vigalondo presentando 'Extraterrestre' en Sitges

Después, Twixt, la última de  Francis Ford Coppola. Y aviso, la peor de su carrera. La gente salió echando chispas de la sala aludiendo que se sentían engañados, ¿cómo Coppola después de haber hecho obras maestras llega a ésto? El prota, Van Kilmer (ovacionado nada más aparecer en pantalla) interpreta a un escritor de libros sobre brujas bastante frustrado. Hasta que llega a un pueblo del interior de Estados Unidos y se encuentra con una historia que puede ser buena para uno de sus libros. A través de los sueños se irá metiendo más y más en la misma desentrañando un misterio. Pero no, Coppola, no, la música country no da miedo ni es inquietante. Damiselas de blanco (con un, por cierto, muy cutre diseño de vestuario y diseño artístico general de la película) ya están muy vistas. Y, encima, la gracia de decir que es en 3D para que luego sólo las tres dimensiones duren 5 minutos. Nada original, sectas de vampiros y un look tejano sombrío.

Para el miércoles, preestreno de Extraterrestre de Nacho Vigalondo. Película que ya comentamos en nuestras crónicas del Festival de San Sebastián y al que pudimos entrevistar en exclusiva, y a dos de sus actores Raúl Cimas y Carlos Areces, ambos componentes de Muchachada Nui y Museo Coconut. Además, el propio director dirigió una master class, que estaba hasta los topes, donde dio detalles y secretos sobre su última película. La idea principal de Extraterrestre estaba enmarcada en una escena de guión que quedó descartada y jamás se llegó a rodar. Vigalondo aprovechó para contarnos que a veces hay que negar buenas ideas por que el todo quede más compacto. Aceptar otros puntos de vista y lanzarse con la idea renovada. Fueron muchas las risas que este grande del cine desató entre la audiencia, y más cuando invitó a subir a la mesa a todos los actores de la película.

Tags: festival  sitges  
Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook