VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
59 Zinemaldia - Jornadas 2 y 3
Lunes, 19 de Septiembre de 2011


Valoración espectadores: 0

Por Alba Cantón (Colaboración)

público aplaudiendo al final de 'A Separation', en el precioso Teatro de Victoria Eugenia

Ayer también se ha estrenó la película Take this Waltz dirigida por la actriz Sarah Polley. Pero he preferido asistir (por las críticas tan flojas que le hacían inclusive a la propia Polley en la rueda de prensa) al pase de Nader and Simin, A Separation, la película que arrasó en la Berlinale, llevándose los tres mejores premios: Oso de oro a la mejor película, premio al Mejor actor para Peyman Moaadi y Mejor actriz para Leila Hatami. Merecidísimos. Es raro llevarse el triplete en un festival de cine, pero la iraní lo demuestra. La historia habla de una pareja que por diferentes razones decide separarse. Esto implica que la familia tenga que separarse también y pone en una encrucijada a su única hija, que desde mi punto de vista, una joven actriz que debería haberse llevado el Oso de Oro, pues su interpretación es la piedra angular de la película.

El padre, Nader, tiene que quedarse en Irán para cuidar de su padre enfermo de Alzheimer, mientras que la madre, Simin, quiere buscar un futuro mejor fuera del país. Esto les lleva a la ruptura, y desde la marcha de la madre una serie de sucesos que llevarán al padre a un juicio por asesinato. Una serie de circunstancias hacen que se provoque un aborto, que en Irán es sinónimo de asesinato. Mientras que el público no sabe quién dice la verdad  y quién miente, vemos una historia que por sus interpretaciones y cámara sobre el hombro más bien parece un documental. Película que también participa en la Sección Perlas.

Fotograma de 'Nader and Simin, A Separation'

Dediqué la tarde a las retrospectivas especiales de este festival, una de ellas dedicada al director Jaques Demy, uno de los grandes de la Nouvelle Vague.

El Festival de San Sebastián dedicará en su 59 edición una retrospectiva completa de la obra del cineasta francés Jacques Demy (Pontchâteau, 1931- París, 1990), un nombre clave del cine francés y uno de los grandes renovadores del género musical. Aunque vinculado en un principio a los jóvenes realizadores de la Nouvelle Vague, la obra de Demy terminó siendo tan singular y difícilmente clasificable que siguió un camino propio y absolutamente personal. Su original planteamiento de un “cine cantado” y su exquisito sentido de la dirección artística operó siempre a espaldas de cualquier moda o tendencia del cine del momento.

Una de las cosas negativas que le encuentro a este festival, es que para los acreditados (ya sea prensa o profesionales) sólo podemos acceder libremente a los pases de prensa. El resto, los pases de público (que son un número superior que los de prensa) sólo si hay sitios libres. Y para las retrospectivas recogiendo un ticket en taquilla. Es por eso que ante tantas proyecciones es difícil llegar para nosotros a los especiales como el de Jaques Demy, o el de cine negro estadounidense. No podré ver ninguna de Jaques Demy, pero el domingo por la tarde paseando por los vacíos pasillos del Kursaal (cómo han decrecido las afluencias, se nota que después del fin de semana mucha gente vuelve a sus quehaceres en otros lugares) me metí en la sala de las ruedas de prensa y cuál fue mi sorpresa cuando me encontré con una rueda protagonizada por mi querida Agnès Varda y su hijo Mathieu Demy (la única mujer directora de la Nouvelle Vague, esposa de Jackques Demy y el hijo de ambos que es ahora director y que presenta en los próximos días Americano, que participa en la Sección Oficial). La sala estaba casi vacía y fue un placer escuchar durante media hora aproximada a esta grande del cine francés, presentando el gran trabajo de su marido y a su hijo que también se abre camino en el panorama internacional cinematográfico. (La película que presenta está rodada en Estados Unidos y México y que comentaremos en los próximos días).

Rueda de prensa de Agnès Varda y Mathieu Demy

Otra de las retrospectivas tiene el fabuloso nombre de American Way of Death y reúne a las mejores películas de cine negro de las  dos últimas décadas. Podéis ver la programación en este enlace.

Otra oferta interesante es la de Sombras Chinas donde se recoge lo mejor del cine independiente chino que se está creando en la actualidad. Lo menos interesante de esto es la localización de los cines donde se presenta esta muestra, ya que queda bastante lejos del centro donde están normalmente todos los cines principales. Además, las salas son muy pequeñas, de cincuenta personas, aproximadamente. Pero ayer por la tarde me animé y vi Crazy Stone, de Ning Hao, una locura de película que ha arrasado en China este año.

Comedia. Y no es habitual ver una comedia china, al menos aquí en occidente. Llegan siempre los dramas y las películas históricas, por eso fue sorprendente encontrarme con la gran Crazy Stone y toda una experiencia. Dicen las críticas que el gran éxito en China fue debido a lo desternillante que es durante la hora y media de duración del metraje, pero aquí comenzó y nadie se reía. Supongo que el tipo de humor es distinto y que si allí les ponen una película de Muchachada Nui nadie se reiría, que es un humor local. Pero llegó un momento en el que yo era la única que se reía en toda la sala. Después se fue animando la gente  y al final de la película ya casi todo el mundo cayó rendido a los locos de la piedra de jade y sus movidas, pero en un principio costó. Y no es que me riera de lo que decían o de lo que hacían, la verdad es que yo me descojonaba de las caras que ponían. Es muy buena. Merece la pena. Me dio la sensación de que estos chinos de Chongqin son un poco manchegos.

Esta tarde vamos al pre estreno de Le Skylab, la última película de nuestra queridísima Julie Delpy.

'Crazy Stone' de Ning Hao

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook