VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
59 Zinemaldia - Primera Jornada
Lunes, 19 de Septiembre de 2011


Valoración espectadores: 0

Por Alba Cantón (Colaboración)

Rueda de prensa de Glenn Close

Las películas son un viaje. Cada historia nos hace ir a un destino diferente. Es por eso, que en el Festival de San Sebastián, este año el motivo del cartel de la sección oficial la protagonista es una maleta. El Festival, simboliza un gran aeropuerto que despacha a viajeros a través de las historias, y eso es lo que estamos haciendo. Viajando por numerosos lugares, recorriendo geografías, sociedades, culturas… Visionando nuestro mundo. Por eso el cine es un gran sueño hecho realidad y los festivales una muestra firme de ello. Ya estoy en un nuevo Festival, dispuesta a embarcarme en cuantos viajes me preparen.

Fotograma de 'Et maintenant on va où?' ('¿Y ahora a dónde vamos?'), dirigida por Nadine Labaki

El primero fue hasta el Líbano, con la película Et maintenant on va où? (¿Y ahora a dónde vamos? ) de la directora de Caramel, Nadine Labaki. Participa en la Sección Perlas en la que se presentan películas ganadoras de otros certámenes internacionales. Dicen que se venden muchas más entradas para asistir a esta sección que para las de la sección oficial, pero es que realmente son perlas las que vienen. Como ésta, la directora mezcla muchos estilos y cuenta muchas cosas en éste su segundo largometraje, que también protagoniza, como en Caramel. Nadine es famosa por haber dirigido numerosos videoclips de artistas de Oriente Medio, y lo ha dejado ver en Et maintenant on va où? a través de unas escenas musicales (pocas, no podemos denominar el largometraje de musical) conseguidísimas, que le dan más emoción si cabe a la historia. Según la directora, le añadió este ingrediente para que su película fuera una fábula, quitarle dureza al asunto ya que se habla de un país desgarrado por la guerra, donde conviven varias religiones. De ese tipo de problemas que nos afectan, que parecen contenidos pero que ante una pequeña  chispa se desprende un incendio. Es la historia de las mujeres de un pueblo, pero es también de las mujeres de todo el mundo. Por eso al final del filme, Nadine se lo dedica a todas las madres. Un homenaje a la mujer, la combatiente desarmada de todas las injusticias. La mujer conciliadora, la madre que es capaz de cualquier cosa por la seguridad de su familia, de sus hijos, de los suyos… Las mujeres de este país inventado por Labaki demuestran su ingenio para conseguir su objetivo: distraer la atención de los hombres y hacer que se olviden de su cólera e indiferencia. Gritan, cantan, bailan y su llanto representa a todas las mujeres del mundo. Aún así esta película no es trágica, al contrario, nos toca el corazón desde la risa hasta nuestra parte más sensible. Quiero señalar, la bella escena de la cocina, donde todas se confabulan para cocinar un menú muy especial.

"Nothing happens until it actually happens"
(Nada sucede hasta que de hecho, sucede)
Glenn Close

Desde el Líbano y tras varios cafés, me dirigí al centro del casco viejo donde se encuentran los Cines Príncipe para ver Martha Marcy May Marlene. Este viaje me llevó a la mente de una adolescente de Estados Unidos que lucha por encontrar su lugar en el mundo tras una experiencia de dos años en una secta apartada. Ganadora del Premio Joven en el Festival de Cannes, es una película interesante, llena de matices y una buena exploración de la mente. Narrativa centrada en el montaje de la película y el sonido, me pareció una buena propuesta. La lluvia me hizo permanecer en mi sitio y me quedé para el pase de la siguiente película en el mismo lugar. Se trataba de Albert Nobbs, del director Rodrigo García y protagonizado por Glenn Close, que por cierto, hace un papelón. Interpreta a Albert Nobbs, un gentleman de Irlanda en la época victoriana. Y está estupenda. Esta mañana en la rueda de prensa, Close ha comentado que le ha encantado participar en este proyecto, del que es también co escritora y co productora. Pues trata sobre la vida de ciertas personas invisibles en un mundo y sociedad hostil. Nobbs es una mujer que por distintas razones ha decidido dejar de serlo y se viste de hombre durante más de treinta años. Habla de emociones, de las diferencias entre el hombre y la mujer durante aquella época y de aquellos que luchan por ser fieles a sus sentimientos. Glenn Close comentaba esta mañana que admira muchísimo al director, a su capacidad de crear personajes femeninos complejos, que sin diálogos y sólo con miradas y gestos transmiten su mundo interior. Y es cierto, pero también ese es el trabajo de la actriz. Muchos periodistas se referían a la actriz como una futura aspirante a los premios Oscar del próximo año, y puede que así sea. O quizá no, pues la actriz ha apuntado que se siente orgullosa de su trabajo como productora ya que ni un céntimo viene de Hollywood. También ha hecho un balance del papel femenino en la industria estadounidense pues reconoce que es más fácil sobrevivir en Hollywood como hombre que como mujer. "Es difícil encontrar historias buenas que hablen de mujeres de mediana edad, entonces a partir de los 34 es más difícil trabajar".

Glenn Close en 'Albert Nobbs'

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook