Johann Wald mataría por ser una cuarta parte de lo que es este tío. Pero sólo le ha podido copiar el peinado y las gafotas.