Y lo que le quedará. Linklater lleva casi un año con la peli acabada dando vueltas. Y eso que tiene a Efron...