Ya estoy hartito de segundas y terceras y vigésimas partes, qué rollo!