Joer, los directores españoles prostituyéndose a tope!Esperemos que eso les permita luego hacer algo bueno.