VaDeCine.es: Tu magazine on-line sobre cine con críticas, entrevistas y artículos.

     
Fin se semana en San Sebastián I
Escrito por Charlotte   
Lunes, 22 de Septiembre de 2008


Valoración espectadores: 9.00

Fin de semana intensísimo en San Sebastián. Aparco, de momento, las retrospectivas sobre Mario Monicelli, Terence Davies y el cine negro japonés. Aunque el jueves comenzó la muestra de películas en secciones de Zabaltegui (sección paralela oficial del festival)  y Horizontes Latinos (dedicada a las cinematografías latinas), inauguradas ambas, respectivamente con: Amateurs, primer largometraje en solitario de Gabriel Velázquez (Sud Express), donde narra la amistad de un anciano y una adolescente necesitados de afecto. Y para la crítica, garra. No estuvo a la altura de las expectativas creadas. Mas interesante resultó El Olvido, documental de peruana Hedy Honigmann que, contrariando al título, narra la imposibilidad de olvidar el pasado y el deseo de sobrevivir al presente de un grupo de personas de Lima.


La segunda jornada del festival supuso el verdadero, y duro, arranque de la Sección Oficial. Digo lo de duro por las historias que se cuentan: La iraní El caballo de dos patas, dirigida por Samira Makhmalbaf (La manzana) y escrita por su padre, Mohsen Makhmalbaf (El silencio), cuenta la historia de un adolescente afgano que se ofrece, por un dólar diario, a ser, literalmente, el caballo de un niño lisiado que no puede caminar. En San Sebastián se ha hablado sobre si era necesaria la elevada brutalidad de la cinta  (original y más macabra conforme avanza), para dibujar la crueldad del niño con su esclavo y la humillación de éste.

Image
El equipo del niño a rayas

La otra película fuerte de la jornada fue la que ha empapelado la ciudad con su cartel: El niño del pijama de rayas (proyectada fuera de concurso), adaptación del best seller homónimo, y al que, al menos yo, no terminé de encontrar el motivo de su revuelo/éxito. Fiel al libro, está pensada para sorprender con el final. Conmigo el libro lo consiguió, pero porque durante el pasar de las páginas me había aburrido como una ostra. No sé si el final me sacó del letargo porque de verdad era bueno o porque al final terminaba el libro. Así que paso a la siguiente cinta mucho más vibrante: Atlantis, dirigida por la holandesa Digna Sinke, con un pie en el cine experimental, se trata de una ensoñación sci-fi sobre un mundo sin recuerdo y con planes de futuro de una artificial felicidad. (¿No se os viene a la cabeza imágenes de otras películas?).


Image

La jornada culminó con la entrega, al siempre entregado Antonio Banderas, del premio Donosita. Dedicatorias al padre fallecido, a la entregada esposa y a su admirado (y al que mencionó no conocer) Javier Bardem: "una persona que simplemente no está en venta, un hombre comprometido con su tiempo, su profesión y su vida personal". El mismo Bardem había recibido el Premio Nacional de Cinematografía esa misma mañana. El actor continúa haciendo méritos con la mosqueada prensa. Se mostró cercano, dedicó el premio a los compañeros de profesión y donó los 30.000 euros del premio al pueblo Saharaui. Me quedo con el discurso del ministro Molina hablando de la profesión como "un duro trabajo, que nace del rigor y del entrenamiento y de la preparación a fondo del personaje". Si esto lo dice un actor, que dirá de un minero...

Tercera jornada. Más cine, más cine. El uruguayo Federico Veiroj proyectó en la sección Horizontes Latinos Acné y atención a la invención de la rueda: comedia sobre las alegrías y las penas de la adolescencia con (redoble de tambores) campamento de verano, fiesta de fin de curso y la rubia de la clase. En fin, a otra cosa. Menos humor en la sección oficial competitiva. La danesa Fear me not, de Kristian Levring (The King is Alive) y escrita junto a Anders Thomas Jensen. Sí, culturetas (o intento de...) del mundo el cine Dogma han llegado a San Sebastián; y la estadounidense Frozen river, primer largometraje de Courtney Hunt, fue la ganadora del Premio Especial del Jurado en el Festival de Sundance: una madre de familia en la ruina y una india Mohawk tratan de ganar dinero rápido introduciendo inmigrantes desde la frontera de Canadá.

Fear me not, por su parte, cuenta la historia de una padre de familia que cambia su comportamiento después de hacer de cobaya en el ensayo clínico de unas píldoras antidepresivas. Protagonista ambigüo, clima de terror muy polanskiano y varias secuencias turbadoras. Deja expectativas bien altas.

Image
Stiller

Y para aligerar emociones: Tropic Thunder: ¡Una guerra muy perra!. El propio Ben Stiller, director, productor, coautor y unos los protagonistas, también se ha encargado de presentar la cinta en San Sebastián acompañado de otro de los actores, mi amado e idolatrado desde Chaplin, Robert Downey Jr, sobresaliente en el rol de actor de método que decide someterse a una operación de color de piel para encarnar a un soldado negro. Ambos actores han mantenido el tono desternillante de la película durante toda la presentación, por lo que han dejado una muy buen sabor de boca en su paso por el festival: "Nos apetecía reírnos de nosotros mismos, del proceso de hacer una película" dijo Stiller.

Compartir
Comentarios (0)
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios! Crea tu usuario pulsando este enlace.
 
VaDeCine.es en Twitter VaDeCine.es en Facebook