No está mal que una película bochornosa, de vergüenza ajena, se la pegue.